Sanciones por manipulación de sistemas de tratamiento de gases

ByAdmin

Sanciones por manipulación de sistemas de tratamiento de gases

INFORME SOBRE LA POSIBLE IMPOSICIÓN DE SANCIONES POR MANIPULACIÓN DE SISTEMAS DE TRATAMIENTO DE GASES DE VEHÍCULOS PESADOS

 Se ha recibido en la Subdirección General de Calidad del Aire y medio Ambiente Industrial un escrito de la Subdirección General de Inspección de Transporte Terrestre, solicitando informe sobre las normas jurídicas en las que se puedan basar las posibles sanciones por la manipulación de los sistemas de tratamiento de gases de vehículos pesados, en concreto en los dispositivos denominados “Adblue”.

Desde esta Subdirección se considera que se puede apelar a tres leyes fundamentalmente: la ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la Atmósfera, la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal y el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

El Anexo IV de la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera incluye el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, y en concreto, en el código 07 03 se especifica la categoría transporte por carretera, vehículos pesados >3,5 t y autobuses. Por tanto, los vehículos pesados se incluyen como actividad potencialmente contaminadora de la atmósfera.

El artículo 7 de esta ley establece las obligaciones de los titulares de instalaciones donde se desarrollen actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, obligando a que “los titulares de instalaciones donde se desarrollen actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, recogidas en el catálogo que figura en el Anexo IV, deberán: e) Cumplir los requisitos técnicos que le sean de aplicación conforme establezca la normativa y, en todo caso, salvaguardando la salud humana y el medio ambiente”, y en su artículo 3, define instalación como “cualquier unidad técnica fija, móvil o transportable donde se desarrolle una o más de las actividades enumeradas en el anexo IV de esta ley, así como cualesquiera otras actividades directamente vinculadas con aquellas que guarden relación de índole técnica con las actividades llevadas a cabo en dicho lugar y puedan tener repercusiones sobre las emisiones y la contaminación”. Por tanto, puede considerarse que los vehículos pesados son una instalación móvil cuyo titular está sujeto a la obligación de cumplir los requisitos técnicos que le sean de aplicación.

También la Ley tipifica en su artículo 30 como infracciones:

  1. Infracciones muy graves:
  2. e) Incumplir los requisitos técnicos que le sean de aplicación a la actividad, instalación o producto cuando ello haya generado o haya impedido evitar, una contaminación atmosférica que haya puesto en peligro grave la seguridad o salud de las personas o haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente.
  3. Infracciones graves:
  4. e) Incumplir los requisitos técnicos que le sean de aplicación a la actividad, instalación o producto cuando ello afecte significativamente a la contaminación atmosférica producida por dicha actividad, instalación o producto, cuando no esté tipificado como infracción muy grave.
  5. Infracciones leves:
  6. a) Incumplir los requisitos técnicos que le sean de aplicación a la actividad, instalación o producto cuando ello no esté tipificado como infracción grave.

 

La Ley 34/2007 también fija las sanciones que podrán ser impuestas para estas infracciones, que varían en función del tipo de infracción.

La Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, establece en su artículo 325 que “será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años, multa de diez a catorce meses e inhabilitación especial para profesión u oficio por tiempo de uno a dos años el que, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente, provoque o realice directa o indirectamente emisiones, vertidos, radiaciones, extracciones o excavaciones, aterramientos, ruidos, vibraciones, inyecciones o depósitos, en la atmósfera, el suelo, el subsuelo o las aguas terrestres, subterráneas o marítimas, incluido el alta mar, con incidencia incluso en los espacios transfronterizos, así como las captaciones de aguas que, por sí mismos o conjuntamente con otros, cause o pueda causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o de las aguas, o a animales o plantas”.

Aparte de la normativa ambiental anteriormente expuesta, la Dirección General de Tráfico, ha realizado campañas específicas para comprobar el uso de emuladores adblue en camiones y furgonetas, en las que ha formulado boletines de denuncia por infracción considerada en el artículo 76 apartado o) del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial por “circular con un vehículo que incumpla las condiciones técnicas reglamentarias establecidas”, con una multa de 200€.

Por último, es necesario señalar que serán las autoridades competentes en cada caso las que deberán determinar la infracción y sanción a aplicar en función de las circunstancias de cada supuesto concreto.

About the author

Admin administrator

You must be logged in to post a comment.